Mal control de diabetes puede alterar periodo menstruación

México.- Los periodos menstruales comienzan alrededor de los 12 años y continúan hasta la menopausia, cerca de los 50 años; sin embargo, la diabetes no diagnosticada o poco controlada podría repercutir en este proceso.

Tanto mujeres con diabetes tipo I como con tipo II pueden experimentar un aumento en la concentración de glucosa en sangre. Se debe a la producción de estrógenos y progesterona (hormonas) que se liberan antes y durante el periodo menstrual, destacó la ginecóloga obstetra Berenice Ruiz, del Hospital Español en la ciudad de México.

Asimismo, explicó que en el caso de mujeres con diabetes tipo II deben llevar un registro exacto de la presentación y duración de cada periodo menstrual, además de un monitoreo adecuado de su padecimiento. “También es recomendable realizar ejercicio, ya que puede ayudar a reducir algunos síntomas como mal humor, inflamación del estómago, cólicos y retención de líquidos�.

En las mujeres con diabetes tipo I será el médico quien ajuste las dosis de insulina de acuerdo con los diferentes puntos de su ciclo menstrual a fin de mantener estables los niveles de glucosa en la sangre.

Respecto a los medicamentos para el dolor, la especialista dijo que en el mercado existen varias presentaciones que sirven para atenuar los malestares físicos durante el periodo menstrual y los cuales, en su mayoría, no están contraindicados para quienes viven con diabetes. No obstante, cualquier medicamente debe ser aprobado por el médico que atiende a la persona.

El tema del cuidado de la alimentación es una parte importante, ya que los cambios hormonales pueden provocar que la mujer experimente más hambre, y esto lleve a que consuma alimentos ricos en carbohidratos y azúcares que aumenten sus niveles de glucosa en sangre.

La ginecóloga puntualizó que cuando la diabetes se diagnostica después de la primera menstruación, las adolescentes podrían presentar ligeros retrasos ocasionados por estrés o por el uso de insulina, pues la adaptación del cuerpo a esta sustancia ocasiona pequeños desajustes; sin embargo, una vez regulada la glucosa y sabiendo la cantidad adecuada, las menstruaciones volverán a la normalidad.

Muchas mujeres con diabetes se enfrentan a subidas o bajadas de glucosa cuando se acerca su periodo, por lo que es muy importante realizarse un monitoreo con mayor frecuencia y comunicarle a su médico cualquier alteración para que pueda ajustar las dosis de insulina, finalizó Berenice Ruiz.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Disculpa,el formulario de comentarios esta cerrado en estos momentos.