¿Cómo sé si soy diabético?

¿Cómo sé si soy diabético?

¿Cómo sé si soy diabético?

Además de los síntomas ya señalados, para diagnosticar la diabetes se recurre a la determinación de la glucosa existente en la sangre. Hay varias situaciones que se utilizan como criterios para el diagnóstico:

• Glucemia al azar igual o superior a 200 mg/dL con síntomas de

diabetes.

• Glucemia en ayunas igual o superior a 126 mg/dL en dos ocasiones.

• Glucemia igual o superior a 200 mg/dL a las dos horas de efectuado

el test de tolerancia oral a la glucosa (TTOG), con ingestión de 75 g de glucosa.

Fundamentos científicos

El diagnóstico de diabetes se confirma mediante determinaciones de glucemia que se realizan ante situaciones de sospecha clínica o detección sistemática. El más claro correspondería a la confirmación de sospecha de diabetes ante la presencia de síntomas cardinales: poliuria, polidipsia, polifagia y adelgazamiento.

En la diabetes tipo 2, junto con los síntomas cardinales, puede haber otros síntomas orientadores: macrosomía o mortalidad perinatal, determinadas infecciones (candidiasis vulvovaginales), obesidad y complicaciones ateroscleróticas (como el infarto agudo de miocardio).

Favorecen la aparición de la diabetes tipo 2 el sedentarismo y la obesidad, a la que se asocia en dos terceras partes de los casos. El Expert Committee on the Diagnosis and Classification of Diabetes Mellitus (ECDCDM) establece como nivel de corte una glucemia basal de 126 mg/dL en ayunas para el diagnóstico de diabetes. En ausencia de inequívoca de hiperglucemia, para establecer el diagnóstico

definitivo es preciso confirmar el resultado mediante la repetición del test. El ECDCDM considera que la glucemia basal puede sustituir en la práctica clínica a la sobrecarga oral de glucosa.

Por lo que se refiere a los criterios diagnósticos en función de la sobrecarga

oral de glucosa, se ofrecen los siguientes resultados, basados en

los datos de la Asociación Americana de Diabetes (ADA) de 2005:

• Sobrecarga oral de glucosa: 100 g

– Glucemia basal: 95 mg/dL.

– Glucemia 1 hora: 180 mg/dL.

– Glucemia 2 horas: 155 mg/dL.

– Glucemia 3 horas: 140 mg/dL.

• Sobrecarga oral de glucosa: 75 g

– Glucemia basal: 95 mg/dL.

– Glucemia 1 hora: 180 mg/dL.

– Glucemia 2 horas: 155 mg/dL.

Se considera diagnóstico de diabetes la presencia de dos o más valores que igualen o sobrepasen las cifras indicadas.

Dado que la diabetes tipo 2 se desarrolla a menudo de manera larvada (no hay que olvidar que por cada diabético conocido existe un diabético desconocido), se ha propuesto llevar a cabo programas de cribado. El diseño de dichos programas sigue las recomendaciones de la ADA de 2005:

• Se realizará a personas de a partir de 45 años de edad y, si el resultado

es normal, se repetirá el examen cada 3 años.

• El examen puede realizarse también a edades más tempranas en personas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 25 kg/m2 y que presenten factores de riesgo, entre los más significativos de los cuales figuran los siguientes: historia de familiares de primer grado diabéticos, diabetes gestacional previa, antecedentes de

macrosomía, hipertensión arterial, niveles plasmáticos de colesterol HDL <35 mg/dL o triglicéridos >250 mg/dL, antecedentes de glucemia basal alterada o intolerancia glucídica e historia de enfermedad vascular.